Rápido, fácil y gratis

Crea tu página web ahora

Crea tu página web

Pulsioximetro de Dedo

Funcionamiento

Medir oxígeno en sangre con el pulsoxímetro

Medir el oxígeno en sangre con un pulsoxímetro es un procedimiento muy sencillo, pero la primera vez que lo haces es posible que te sientas un poco perdido o perdida por lo que a continuación te explicaremos los pasos a seguir.

 

La mayoría de los pulsoxímetros son como una pequeña pinza que tiene una pantalla en una de sus caras. Asegúrate que tiene baterías funcionando y que la pinza está en buen estado.

 

A continuación lávate las manos para evitar contaminar lo mínimo posible a la medición. Sécalas bien y pinza el pulsoxímetro en uno de tus dedos, preferiblemente el índice. Tendrá que quedar más o menos como en la imagen.

 

 

Una vez pinzado, pulsa el botón de inicio y espera unos segundos. El pulsoxímetro realizará la medición sin que tú sientas absolutamente nada y mostrará el resultado en la pantalla. Anota este valor y despinza el pulsoxímetro. si quieres aumentar la fiabilidad de la medición, realiza el mismo procedimiento en el mismo dedo de la otra mano y calcula la media entre las dos mediciones. Si el pulsoxímetro tiene memoria no es necesario que la anotes en un papel, si lo prefieres puedes guardarlo directamente en la memoria intern y más adelante exportarlos datos a un ordenador mediante un cable USB.

 

Algunos pulsoxímetros en lugar de tener la pantalla en el mismo dispositivo, tienen la pinza unida a una pequeña pantalla a través de un cable. En estos casos el procedimiento es exactamente el mismo, fijando la pinza al dedo y usando el aparato adjunto para ver las mediciones. En los dos casos los pulsoxímetros funcionan de la misma forma, simplemente algunas personas prefieren tenerlo integrado para que ocupe menos espacio y otras prefieren la comodidad de poder leer los resultados en una pantalla a parte.

 

Más información: pulsoximetro medir oxigeno en sangre.